Foro de la Asociación Cultural Histórica Aragonesa
 
ÍndiceÍndice  FAQFAQ  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 ALAGÓN

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Celestino Carrecedo



Cantidad de envíos : 129
Localización : Montes Torozos
Fecha de inscripción : 07/07/2009

MensajeTema: ALAGÓN   Dom Sep 06, 2009 8:55 pm

Tened a bien escuchar lo que dicen que pasó en la muy noble villa de Alagón.

Cuentan que en las riberas del Jalón, tuvieron a bien encontrarse, pasados unos días del mes de la vid, gentes que dicen muy nobles y bravas, con el fin, siempre pío, de recordar la historia que allí fuese hecha hace cientos de años.

Los hombres Fieles al Rey y la compañia del Lobo Negro, acudieron a la llamada de Alagón, y siendo el día de San Eleuterio, recordaron la conquista del castillo y la fe de la muy noble villa.
Engalanados con sus mejores ropajes y valentía, celebraron grandísima fiesta de la que satisfechos quedaron las gentes de la villa del Jalón.

Se hizo sangre en la plaza, si, así fue, pero tan pronto cesó la contienda, esta fue borrada de la piedra por el astro rey.
Igualmente, al tiempo que de la plaza se borraba las huellas de la batalla, los enfrentados solventaron la refriega con un sincero y fraterno abrazo.

En el tiempo para el asueto, la vianda y el zumo de cebada habitaron las mesa común de los Fieles y del Lobo, así como la risa, remedio siempre procurado por galenos.


Ruego, por el amor de Nuestro Señor y su Inmaculada Madre, tengan a bien perdonar a este impedido juglar, si en el relato de los hechos comprobaren error en la narración.
Volver arriba Ir abajo
Naule



Cantidad de envíos : 561
Edad : 28
Fecha de inscripción : 16/03/2009

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Dom Sep 06, 2009 9:34 pm

AAAAAAAAAAmen
Volver arriba Ir abajo
Monfort



Cantidad de envíos : 202
Edad : 50
Fecha de inscripción : 26/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Lun Sep 07, 2009 2:45 pm

CRÓNICA DONOSA DE LAS JORNADAS QUE LOS CABALLEROS FIDELES REGI PASSARON EN LA VILLA DE ALAGÓN CON MOTIVO DE SU TOMA POR LAS TROPAS DEL REY DON ALFONSO EL PRIMERO, DEL MUCHO JOLGORIO QUE EN ELLAS SE DISFRUTÓ ET DE LAS GRANDES AMISTADES E CAMARADERÍA QUE CON AQUESTE MOTIVO SE CONSOLIDARON EN ADELANTE

Contada, como quiere la costumbre, por el Cronista Maior de la hueste Fideles Regi, dom Enrique de Çaragoça, que aún anda buscando la su quijada desencajada de la mucha risa e carcajadas como en Alagón se disfrutaron.

In nomine Patris, et Filii, et Spiritu Sancti. Amen.

PRIMERA JORNADA

Da el estío sus últimos coletazos, con sus calores e agobios, mas no por ello cesan las actividades de la Hueste Real, que es digno de bravos guerreros y honorables barones acudir a cuantos llamamientos sean fechos en pos de la lucha contra el infiel e la defensa de la Verdadera Religión, de modo que era nuevamente convocada la Mesnada Fidelis Regi al asalto de la villa de Alagón, que en manos de los almorávides se hallaba, al reparto del botín que en ella se hallare e a la apertura del mercado de la dicha villa, además de otros muchos actos que los Fideles Regi solemos desarrollar cuando a tales menesteres se nos convoca.

Es la noble villa de Alagón un notable casar situado a escasas quinze leguas de la ciudad de Çaragoça, que fue tomada por el rey don Alfonso aún non faze un anyo, por lo cual debíase afiançarse la ciudad del Ebro e seer resguardada de ataques infieles por el oeste, motivo que llevó al buen rey Batallador a planear el asalto a Alagón por engrandecer su reino e defender su capital. Mas aún non siendo muy grande poblazión, tuvo graves dificultades el maese escribano en hallar el lugar de acampada de las huestes, pues creyendo en su menguado entendimiento que se encontraba en la plaza do en otras occasiones había plantado sus reales la hueste de los Ricoshombres de Aragón, encontróse el lugar vacío de propios e extraños, gastando grandes sudores en encontrar su emplazamiento, al que llegó casi una hora antes de sexta.

Habiéndose convocado a las tropas para tal efeto, pues, allá habían acudido a acompañar a la Hueste Regia los mesnaderos mercenarios de ACHA con el freyre templario don Ximeno Marco de Celaya a la cabeça, assí como los arqueros de don Íñigo de Azogaraz e la compañia ARCOMEDIEVO, de modo que cuando el sábado, día 5 de setiembre a la mañana, tras las tribulaciones antedichas, llegóse el escribano con su corcel albo a la campa do se levantaban los pabellones de los mílites congregrados para mayor gloria del reino et de su protector San Jorge, tuvo grande alegría de saludar al buen freyre templario don Ximeno, a don Pero Flamenco, a don Carlos, donna Pilar e donna Natalie (cuyo nombre me barrunto que por su sonoridad procede de tierras ultramontanas), a micer Naule, a micer Rais, e a otros mesnaderos de la Hueste del Lobo Negro cuyo blasón campeaba orgulloso ante sus tiendas, assí como a don Íñigo de Azogaraz e otros arqueros de la mesnada ARCOMEDIEVO e, naturalmente, a los Fideles don Sancho de Antillón, don Gombaldo de Tramacet (que habría de marchar de allí a poco a sus quehaceres), don Artal de Alagón (que en el casar alagonés tenía a la su familia), don Rodrigo de Liçana, don García Romeu, conde de Villalba, e incluso a donna Luisa Magistra et don Gus de la Birra (con grande sorpresa, pues que hacía luengo tiempo que non saludaba), abrazándolos a todos con grande plazer, pues siempre es grato encontrar a tan nobles hermanos de armas en tan dichosas occasiones.

Púsose todo el mundo en movimiento acabando de adereçar los pocos pabellones que aún quedaban por montar, et entre risas, bromas e saludos llegóse la hora de vestir al caballero con panoplias de los sieglos XII, XIII e XIV, mas de tal modo que, habiendo desarrollado sus actividades arqueras et trebuchetarias los compañeros de ARCOMEDIEVO, e coincidiendo los fastos por la toma de la villa con los actos desarrollados por los mesnaderos Fideles Regi e ACHA, apenas una docena mal contada de visitantes pudieron disfrutar del acto, de manera que presentó el escribano al respetable público las armas e vestimentas de don Rodrigo de Liçana (con su espléndida cota de mallas lamelar) e don Artal de Alagón (cuya panoplia conoscemos todos de sobra e, por tanto, es tontería volver a describir en aqueste pergamino) passando a continuatio a mostrar el complejo equipo de un caballero del rey don Pedro el Ceremonioso la bellísima donna Pilar de ACHA, lo cual fizo con admirable donosura incluso cuando los borricos de sus escuderos colocaron al buen don Ximeno Marco de Celaya los escarpines al revés, el derecho sobre el izquierdo e viceversa, lo que fue celebrado con grandes risas para disgusto de los vestidores e regocijo del público, entre el cual se hallaba un muchachico que nos fizo inteligentes e retorcidas preguntas que nosotros respondimos del mejor modo que el entendimiento nos permitió...

Acabado el acto retornamos a la campa por dexar en sus lugares las pieças de las armaduras e, de allí a poco, congregámonos para acudir al yantar, pues a lo tonto faltaba sólo una hora para nona e los estómagos nos ruxían por falta de participantes a los que dar la bienvenida. Fue la comida dispuesta en un gran salón próximo al campamento e consistió en la consabida ensalada e racho de carne de pollo con patatas (del que mis lectores ya saben lo que piensa el escribano, ¡Dios le dé mala cosecha a la patata, poco grano a las gallinas e óxido a la olla del cocido!), a pesar de lo cual dimos buena cuenta dello por non tener otra cosa e non faltar hambre para recibilla. Afortunadamente siguió al yantar, como postre, una muy sabrosa rodaja de sandía e un café con leche que aplacó mi discreto malhumor por el rancho del demonio, saliendo del comedor más templado e de mejor compostura que cuando ví el condumio de mis amores, Dios me perdone el pecado de la Gula como tantos otros que me debe passar por alto.

Abrióse la sobremesa encendiendo la primera cachimba e disponiendo maese Pero Flamenco también la suya, que era admirable labor de orfebre musulmán, de más de una braza de longitud, toda ella en metal e madera, que arrancó exclamaciones de asombro entre los mesnaderos, pues antes parescía el artilugio bulbosa lanza de guardia mora que cachimba de tabaco melado. Dedicáronse los soldados de ACHA a distintos quehaceres de campamento (trabajo con cuero, bruñido de metales, etc.) e, habiéndose passado ya la hora de completas, iniciamos la actividad de enseñar las artes de la esgrima a los niños de la población mientras el escribano se disponía a certificar su participatio en unos diplomas otorgados por Su Majestad el rey don Alfonso, como tal solemos fazer en aquesta actividad. De tal manera que acabando don Sancho de Antillón sus clases de esgrima, acudieron los infantes en tropel a por su diploma, viéndose desbordado el maese escribano por el trabajo de trazar sus nombres en los pergaminos con sus cálamos e tintas, que era maravilla de ver cómo a una quincena de muchachos e muchachas partiipantes en la actividad correspondían no menos de treinta diplomas escritos con donosa letra gótica, que fue ahí donde el escribano comprendió al fin el milagro de los panes y los peces, pues assí como con tan solo cinco dellos Cristo dió de comer a miles de personas, maese Enrique de Çaragoça obsequió a quince muchachos e muchachas con treinta diplomas, non rescibiendo más que uno cada uno dellos, lo cual me fizo sospechar la presenca de aprovexados entrellos, y si non que baje Dios de las Cielos e me lo explique...

(Continuará)


Última edición por Monfort el Mar Sep 08, 2009 12:50 pm, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
AGÓN DE MONTAÑANA



Cantidad de envíos : 473
Edad : 34
Localización : Vechca
Fecha de inscripción : 08/03/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Lun Sep 07, 2009 8:15 pm

grande Monfort y grande Celestino. un gran escribano y un aprendiz adelantado por lo que veo.mis felicitaciones a los dos y mis agradecimientos por tan buenas palabras y tan buenos momentos al sr Monfort
Volver arriba Ir abajo
Monfort



Cantidad de envíos : 202
Edad : 50
Fecha de inscripción : 26/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Lun Sep 07, 2009 8:35 pm

Pues muchas gracias pero espera, espera, colega, que ahora viene cuando te partes el culo, macho:

(Continuatio)

Dexábamos, pues, al escribano multiplicando milagrosamente los pergaminos, rodeado de pequeños aprendices e algunos caraduras mucho mas talludicos, mas non supuso aquesto agravio alguno para él, pues ya se sabe la debilidad que el maese amanuense siente por los infantes, que basta una carita desilusionada para que las sus manos retomen los cálamos cual si vida propia tuvieran, pero era el caso que ya desde vísperas sentía el cronista la necesidad de ir a descargar la vexiga a los aliviaderos con urgencia, por lo que con todo dolor de coraçón fue necesario poner punto final al asunto de los diplomas e, de forma autoritaria e pidiendo mil perdones, cerróse la caxa de las tintas, guardáronse los cálamos e pergaminos, levantóse el espectáculo e salió raudo el maese hacia el lugar de Salvación, al que llegó cuando casi la cerveza pugnaba por retornar donde Natura la empuja, que es lo mismo que dezir en el último momento...

Tras la esgrima infantica los mesnaderos de ACHA e algunos Fideles asombraron a la concurrencia (que ya a essa hora era más que nutrida, pues el sol non ofendía apenas la piel et la temperatura era estupenda e muy bien agradescida) con unos buenos enfrentamientos a espada de mano, mangual e hacha contra escudo que arrancaron astillas de los escudos e recios aplausos de todos, pues es bien sabida la destreza que con aquestas armas despliegan los soldados de la Compañía del Lobo Negro como buenos mercenarios. Mientras, los arqueros de maese Azogaraz íbanse ya despidiendo tras haber ofrecido nuevos concursos de tiro con arquería para los infantes, pues debían retornar a Çaragoça antes de que la noche cayendo fuera, por lo que les abraçamos e despedimos con tristeza por privarnos de la su presencia, muy a su pesar, sin haber tenido apenas oportunidad de cruzar unas palabras e saludos a lo largo del día.

Llegada la hora de la cena, fuéronse unos cuantos mesnaderos por el yantar, que fue de bocadillos de jamón e salchichón con aderezo de tomate para gusto de todos e disgusto de donna Pilar de ACHA, que abomina de tal manjar, de modo que la bella moza dedicóse a fazer la disección dellos por poder cenar a su gusto, lo cual non fue impedimento para saciarse a plazer, pues tocaron a más de cuatro bocadillos por cabeza, suficientes para cenar, recenar e aún desayunar si ello hubiese sido menester.

E fue durante esta cena et las horas que a ella siguieron cuando desplegóse el encanto, la risa, la broma, el chascarrillo, las canciones e las carcajadas de buena camaradería que en aquestas ocasiones suelen surgir, de tal modo que estando don Rodrigo de Lizana et su hermano don Artal en plena vena jacarandosa, non paró la concurrencia de cantar cármenes de otros tiempos (como, entre otras muchas, "Ancho Cipote, Cipote Ancho", "Por Escartín, que le den por culo a Olano", "Cadillac Solitario", "Veinte de Abril", "Días de Verano al cateto modo", "La fiesta medieval", "Oliver, Benji", "Rock del Garaje", e, por supuesto... ¡¡LAAA NOOOOVIAAA, EL NOOOOVIOOOO!!! con obscenos, gráficos e hilarantes gestos) que fizieron a todos, pero especialmente al conde Armando de Villalba e a mí mesmo, buscar nuestras mandíbulas por el suelo, ya que las carcajadas júrovos que nos las habían desencajado de la quijada superior, doliéndonos todos los músculos de la cara pero haciéndonos más felices que el daifo Nacho Vidal perdido en un harén musulmán.

Mas non acaba aquí la noche, que aún falta por narrar la más estupenda aventura que en ella ocurriese et que fue protagonizada -como non podía ser menos- por el amanuense Enrique de Çaragoça et el caballero don Artal de Alagón. E fue el asunto que, habiendo preguntado dom Enrique al señor de Alagón por su alojamiento durante lo poco que quedaba de oscuridad, descubrió don Artal que aún non habíase hablado dello con el munícipe encargado de los festejos, de modo que fue llamado el caballero por mostrarnos el lugar de mi pernocta e partimos ambos -don Artal e yo mesmo- en su corcel por encontrarnos con él en las calles de la villa, recoger las llaves del alojamiento e visitallo. Esperando su aparición (e verán mis lectores que en aqueste caso la palabra "aparición" tiene las resonancias siniestras que acompañarla suelen), vimos don Artal e yo cruzar la plaza del monasterio de San Juan a un negro muchacho que vendía ciertas jocosas mercaderías, de modo que habiéndonos llamado la atención una peluca que en la su cabeza el moço llevaba, de muchos colores e curiosa cresta como de yelmo romano, decidimos mercarle dos dellas por ocho euros jaqueses, para reírnos un rato más con nuestros compañeros en la campa, lo que fue motivo de grandes carcajadas como se verá.

Mas llegó en ese momento maese Juanjo Gálvez de Alagón a la plaça e acompañónos al seminario do iba el amanuense a pasar la noche. Llamamos a la puerta et saliónos a rescibir un amable caballero -que yo barrunté sacerdote por sus maneras e discreta vestimenta- que se ofreció a mostrarnos el habitáculo, de modo que fuimos a la puerta del mismo e ya, como entremés, díjome el caballero que non perdiese la llave pues de lo contrario non podría entrar (¡ni salir!) del lugar por no tener dicha puerta pomo que la abriese sin su llave. Noticia que ya púsome en guardia pensando en lo que podría esperarnos más allá del umbral. Que, dicho sea de paso, ya es cicatería de clero roñoso non mercar un pomo para la puerta, que sólo contaba con una cuerda como de atar gorrinos por la parte interior de la mesma para tirar della e abrilla como quien dice a tirones. Mas con la Iglesia hemos tomado, et ellos sabrán el presupuesto de que disponen, ¡Vive el Cielo!

Abrióse la puerta, pues, e ante nosotros se mostró un panorama como de cuento de terror: un luengo pasillo a oscuras, como de mausoleo, salpicado de misteriosas puertas a todo lo largo dél, cada una dellas con un cartelón explicativo ("comedor", "sala de seminaristas", "capilla", "servicios", "posesiones diabólicas y exorcismos"... ¡que aqueste último non estaba pero non habría desentonado un solo punto!), de modo que sólo hubiese faltado el de "sala de torturas" para que el amanuense hubiese puesto pies en Polvorosa (e aún en Gijón o La Coruña) sin encomendarse a Dios o al Diablo, e algo assí debió pensar maese Juanjo de Alagón, pues apenas vió el asunto despidióse apresuradamente de nosotros pretextando que había dexado el partido de fútbol en lo mejor, dexándonos a don Artal e a mí con el buen sacerdote que, a esas alturas, parecíanos haber trocado su amable rostro de servidor de Dios por el de enterrador de cementerio o familiar de la Inquisición...

Avanzamos a oscuras, con el alma encogida, hasta la mitad del pasillo pues curiosamente las antorchas del comienzo del mismo estaban apagadas e non pudieron ser encendidas, et el caballero nos fue indicando cuáles eran las diferentes estancias del mauso... quiero dezir del seminario, e cerrando con llave algunas puertas (como la de la capilla), "para non confundirme cuando más tarde viniera", según dijo, pero haciendo a mi imaginación cabalgar desbocada al preguntarme por los diabólicos secretos que tras ellas podían esconderse. Las palabras "almas en pena" iban repitiéndose en mi mente con cada paso que nos acercaba al final del pasillo, especialmente cuando mostrónos el guardián de aquella caverna lo que dijo ser el "comedor", oscuro e lóbrego como antro del Anticristo, que era enorme y que al dezillo despertó un eco en el interior del mismo que me hizo sentir una gota del sudor frío del miedo deslizándose por mi rabadilla.

Llegamos al final del pasillo y, a la izquierda, subimos por una caja de escaleras bajo las cuales podía esconderse desde un moro armado con curva gumía hasta el mismísimo can Cerbero con sus tres cabezas ávidas de carne y sangre de orondo escribano Fidelis Regi, hasta alcanzar el segundo piso, do se hallaba -¡al fin!- la cámara dispuesta para mi pernocta, que era grande e solitaria a plazer, con más de una dozena de literas vacías, una de las cuales me estaba destinada y sobre la cual había un rollo de alambre fino, "para trabajos manuales", según dixo Igor el Guardián con una sonrisa, pero perfectamente dispuesto para ceñir el cuello de un durmiente et partirle la garganta de un simple tirón. Enseñóme luego los aliviaderos, que estaban fuera frente a la habitación, subiendo nuevas escaleras, e tranquilizóme del todo el buen hombre diziéndome que en la puerta próxima a los mismos descansarían esa noche un grupo de cuarenta seminaristas que de allí a poco regresarían al antro para pasar la noche e fazer sus ceremonias... con lo cual quedé mucho más aliviado. Lívido, blanco como cal de mortero, pero aliviadísimo, e non digo más.

Para entonces ya podrán imaginar vuesas señorías que yo había decidido que antes gritaría Francisco Franco "¡Viva la República!" que pasar yo un solo minuto más en aquella trampa, ni mucho menos tumbarme a dormir solo en aquel ataúd. Assí que, saliendo de la Casa del Terror al frescor de la noche, despedímonos del buen caballero, guardé la llave del castillo en mi bolsa, olvidéme della, e mirámonos a la cara don Artal e yo, estallando en carcajadas al ver nuestros rostros demudados e dándome el señor de Alagón todo su consuelo e sus bendiciones por la noche que me esperaba.

Assí como lo cuento fue también descrito a los mesnaderos de ACHA e Fidelis en la campa cuando regresamos, disfrazados con nuestras pelucas y entre un torrente tal de carcajadas, chistes, bromas ("Monfooort... ven con nosotrooos", "Monfooort, tengo mieeedooo", dezía constantemente un hideputa con evidente cachondeo) e chascarrillos que ya no es que nos desencajasen las mandíbulas sino que para entonces ya non había esperança de encontrallas ni maldita la falta que nos hacía, sobre todo cuando don Sancho de Antillón dió con sus posaderas en el suelo al desbaratarse la silla de tijera do reposaba, lo cual fue celebrado con grandes risas, aunque se tornasen preocupación al ver que don Sancho non acertaba a ponerse en pie por haberse quebrantado la rabadilla muy malamente. Pasado el pequeño e doloroso incidente, el caballero Carlos de ACHA ofrecióse con toda su magnífica amabilidad a dormir en el suelo de su tienda por cederme su colchón, que antes prefería yo maldormir al raso que pasar la noche en la caverna de los horrores, por lo que mucho le agradescí la deferencia e aún pude dormir unas pocas horas en la tienda con los caballeros de ACHA, cuyos ronquidos parecíanme cantos celestiales en acordándome del sobrecogedor silencio del lugar que se me había destinado para dormir en Alagón.

Mas antes que aquesto ocurriese continuaron la cerveza y el licor discurriendo entre los soldados (como uno llamado "sangre de Vikingo", que estaba realmente sabroso), recenamos unos bocadillos, cantamos más canciones, fue rebautiçado el escribano rescibiendo el nombre de "Monfortefuma" por su cresta cruzada al modo azteca e su afición a la cachimba e fueron los vapores del alcohol nublándome el entendimiento de tal modo que estrecháronse tanto los lazos de amistad entre los ACHA e mis hermanos Fideles Regi que creo que me casé con don Ximeno Marco de Celaya, cosa que non recuerdo agora muy bien. Passaronse luego a establecer los puestos de combate para la algarada del día siguiente e cruzamos amabilísimas frases de fraternidad con nuestros compañeros del Lobo Negro, a los cuales nos une ya un inquebrantable vínculo de amistad, fablamos muy sesudas e sinceras palabras sobre nuestros objetivos en el futuro e ya clareando el alba, tras esa hora de las confidencias que el alcohol desata cuando el espíritu se halla atormentado, retirámonos a nuestras tiendas mientras yo trataba de conciliar el sueño escuchando las roncas de mis compañeros de habitáculo e paresciéndome coros seráficos en acordándome por un instante del vacío lugar por el que los espíritus errantes echaban de menos a un orondo escribano que había prometido pasar allí la noche e que se quedaron ayunos de carne fresca en la que hincar sus colmillos.

Assí, contemplando el entramado de palos e mástiles de la tienda de ACHA e muy bien averronchado sobre el rocaje vivo tras haber descendido a las cámaras del infierno, dexaremos a nuestro amanuense intentando dormir hasta que el gallo cante pocas horas más tarde...


Última edición por Monfort el Mar Sep 08, 2009 12:26 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
thoser



Cantidad de envíos : 1150
Edad : 35
Localización : Villa de Malón
Fecha de inscripción : 25/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Lun Sep 07, 2009 10:23 pm

je, je, je...

¡Que grande que eres Monfort!!
Volver arriba Ir abajo
La niña de los peines



Cantidad de envíos : 1566
Edad : 34
Localización : Zaragoza
Fecha de inscripción : 21/07/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Lun Sep 07, 2009 11:15 pm

ma¡¡¡¡ lo que nos hemos perdido¡¡¡¡ Sad
Volver arriba Ir abajo
Monfort



Cantidad de envíos : 202
Edad : 50
Fecha de inscripción : 26/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Lun Sep 07, 2009 11:28 pm

thoser escribió:
je, je, je...

¡Que grande que eres Monfort!!

Joer... Pues como unos 130 kilos en canal...

Juazzzz Laughing Laughing Laughing
Volver arriba Ir abajo
thoser



Cantidad de envíos : 1150
Edad : 35
Localización : Villa de Malón
Fecha de inscripción : 25/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Lun Sep 07, 2009 11:32 pm

je je je

Por cierto, si me lo permites, no has contado el leñazo de Luis con una de nuestras sillas!! tanto alcohol no puede ser bueno Evil or Very Mad Evil or Very Mad
Volver arriba Ir abajo
Monfort



Cantidad de envíos : 202
Edad : 50
Fecha de inscripción : 26/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Lun Sep 07, 2009 11:57 pm

¡Ondia, es verdad!...

Tranquila, Pilar, que en cuanto esté escrita la crónica del todo la repasaré y la modificaré con todos los datos que me vais recordando... Es que mi boda con el presi de ACHA me nubló el entendimiento y hay cosas que se me pierden en la memoria...
Volver arriba Ir abajo
Monfort



Cantidad de envíos : 202
Edad : 50
Fecha de inscripción : 26/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 12:13 am

SEGUNDA JORNADA

Observaba el amanuense el entramado de bastones e mástiles de la tienda do pernoctaba con el entendimiento algo disperso, cierto dolor en el cuello et los ojos entreceerados et tardó unos momentos en darse cuenta de que ya los pajarillos cantaban et una difusa luz blanca traslucía los lienzos del pabellón, de modo que dejóse caer blandamente al suelo et púsose de pie entre ayes e dolores de la reúma, mas ciertamente más descansado e sobre todo aliviado de haber pasado la noche entre amigos e roncas antes que entre congojas e sufrimientos.

Salí al exterior, deleitándome con la fresca brisa de la mañana e descubriendo que las voces quedas que fazía unos minutos que estaba oyendo desde el lecho pertenescían a don Sancho de Antillón e don García Romeu, el conde de Villalba, a los cuales dí los buenosdías e respondí que a la postre habíame quedado a pernoctar en la campa, ya que mucho se extrañaron de verme allí en lugar de en la oscura Sima de los Curas do me imaginaban. Tras lo qual, viendo que todos aún dormían por no ser todavía la hora de tercia, monté en mi caballo blanco e marché a la villa por encontrar una fonda do desayunarme -cosa que fize en una taberna de la villa- e tornar al Mausoleo del Terror por devolver luego las llaves de mis congojas a su dueño, dándole las gracias por sus atenciones (ya que sin duda el buen hombre creía haberme fecho un favor dándome cobijo, cosa que es de buen cristiano reconoscer).

Mas verán vuesas senyorías cómo algo tienen las premoniciones cuando a veces nos asaltan, pues entré en la Caverna para aliviarme antes de devolver la llave e, una vez satisfecho, intenté salir del antro con la misma llave, descubriendo horrorizado que la puerta non se abría por mucho que tirase de la cuerda gorrinera que ya conoscen mis lectores. El nerviosismo se apoderaba de mí sobre todo al escuxar a mis espaldas parlas en voz queda, como de salmodia de Misa Negra, mientras redoblaba mis esfuerzos con la malparida puerta, ya que a pesar de la luz que rompía la penumbra del maldito pasillo despejaba un tantico los temores e los miedos, non era plato de gusto permanescer en lugar tan poco apetecible. Rindiéndome a la evidencia, fize de tripas coraçón e me interné en las tripas de la Bestia en busca de ayuda, de modo e manera que enontré una amplia sala donde una buena veintena de hombres parescían estar celebrando sesuda reunión de graves asuntos. Con mi sayal rosa, los pelos despeinados e la llave en la mano, interrumpí el aquelarre con un educado "Perdón... ¿podría alguna de vuesas señorías ayudarme a salir de aquí?", ante lo cual, entre sonrisas de conmiseración por mi bizarro aspecto, uno de los presentes vínose conmigo, intentó también con grandes esfuerços abrir el portón del Castillo de Bram et, non pudiendo hacello, llevóme a una otra puerta donde, por fín, hallamos el paso franco e mi caballo frente a la Casa, con lo cual entreguéle la llave al caballero, díle las gracias et monté en mi corcel retornando al campamento jurándome no volver a semejante casona en lo que me quede de vida...

De vuelta a la campa, pues, narré mis vicisitudes a los ya allí reunidos (que non perdonaron nuevamente las risotadas ante la aventura) e preparámonos todos ya para la siguiente actividad, que era la apertura solemne del Mercado de Alagón, actuando un servidor de vuesas señorías como almotacén et los nobles Rodrigo de Liçana e Artal de Alagón como soldados acompañantes. Subímonos a la Plaça de la Alhóndiga en el caballo de don Rodrigo, saludamos a la organizadora del Mercado e dí con grandes vozes apertura al mismo con aquestas palabras:

"A todos los habitadores e visitantes desta noble villa de Alagón. Por mandato de su majestad el rey don Alfonso I, hoy, sábado, 5 de setiembre de 1120, día de San Victorino, va a procederse a la solemne inauguratio del mercado e zoco desta población, en el que todos podrán proveerse de cuanto hayan menester, assí sean piezas de cerámica, cestería, herrería, marroquinería, joyas, damasquinados e otras artes, como de alimentos e bebidas variadas, carnes, verduras, dulces e lamines.

E como señalan las leyes destos reinos, e para impedir que los malos comerciantes puedan fazer engaño de los sus clientes o abuso en los precios o la calidad de sus productos, manda el rey que su almotacén compruebe e testifique que los dichos precios sean acordes a la bondad de lo ofrecido, acompañado por dos soldados de su majestad, que irán de puesto en puesto inspeccionando las mercaderías e castigando con multas de hasta quinientos euros jaqueses sin que pueda existir queja ni redención a lo dictaminado por el dicho almotacén.

¡Alagoneses: sed bievenidos al Mercado de Alagón!

¡Viva el rey!"


Tras lo qual dimos una vuelta por los puestos comprobando las mercancías, preguntando su procedencia a los mercaderes e insinuando coyundas a las más bellas artesanas por evitar multas e prisiones ante el regocijo dellas, excepción fecha de una daifa oscense más fea que un estafermo e más amargada que un niño al que se niega un lamín, que nos puso tan mala cara e nos mostró tan despectiva actitud que apenas cruzamos dos palabras e non quisimos saber más della, deseándole yo en mi interior que non hallase la estúpida más cobijo en los viajes que como comerciante la esperaban que la Casa del Terror en la que me había negado a pasar yo mesmo la noche. ¡Malhayan los amargados deste mundo et encuentren en su camino los palos que se merescen, vive el Cielo!

Abierto el mercado, comprobadas las mercadería e saludados los comerciantes, toprnamos de nuevo a la campa para preparar el desfile por las calles de la villa et el combate que íbase a desatar en la plaza del castillo, de manera que habiéndonos relaxado bajo la sombra de los árboles, cargaron los soldados con su impedimenta, adereçamos estandartes e pendones, tomó el tamborilero su tamboril, formamos una buena fila de a dos e salimos muy marcialmente en donoso desfile por las calles de Alagón sufriendo el sol sobre nuestros cuerpos et metales al son del tambor e llegando tras luengo tiempo a la plaça del Castillo de Alagón, do desarrollóse la algarada entre las tropas cristianas del modo siguiente:


Última edición por Monfort el Mar Sep 08, 2009 12:27 am, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Monfort



Cantidad de envíos : 202
Edad : 50
Fecha de inscripción : 26/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 12:14 am

Los soldados del rey don Alfonso se distribuyen de forma aleatoria por la plaza de la villa dando gritos de "¡Viva el rey don Alfonso! ¡Alagón es cristiana!". Un noble se dirige a ellos alzando los brazos:

Don Sancho de Nueno:

¡Albricias, barones, albricias! ¡La villa de Alagón está al fin en manos cristianas! ¡Zaragoza está ya bien defendida del peligro almorávide por el oeste gracias a su majestad don Alfonso!

Todos:

¡Bravo! ¡Bravo! ¡Viva el rey! ¡Don Alfonso! ¡Aragón, Aragón, Aragón!

Don Sancho de Nueno:

Gracias a la ayuda de Nuestra Señora pudo ser tomado el castillo. Todos conocéis el portento, pues fuisteis testigos, como yo mismo, de cómo un intenso resplandor nos guió hacia el interior de la fortaleza durante la noche, donde hallamos a sus defensores dormidos y el paso franco para conquistarla. Arrodilláos. Arrodilláos para rendir honores a la protección de nuestra señora la Virgen del Castillo:

Ave Maria,
gratia plena,
Dominus tecum.
Benedicta tu
in mulieribus,
et benedictus fructus
ventris tui, Iesus.

Sancta Maria,
Mater Dei,
ora pro nobis
peccatoribus,
nunc, et in hora
mortis nostrae.
Amen


Todos:

¡Amén!

Sancho de Nueno:

¡Alzáos!

Un capitán:

¡Viva la Virgen del Castillo, Nuestra Señora!

Todos:

¡Viva! ¡Alagón, por el rey don Alfonso!

Don Sancho de Nueno:

¡Albricias, señores, albricias! ¡Ha llegado el momento del reparto del botín, que ha sido dispuesto por el rey nuestro señor don Alfonso el Batallador! ¡Escuchad la voluntad de Su Majestad!

Todos:

¡Bravo, bravo! ¡El botín, nuestras bolsas están vacías! ¡Oro! ¡Mujeres!, ¡Tierras! ¡El botín! ¡Que lo lea, que lo lea, que lo lea...!

Don Sancho de Nueno (sacando un pergamino):

Dice así la voluntad del monarca:

"In nomine Patris, et Filii, et Spiritu Sancti, Amen

A los nobles del reino a cuyo esfuerzo se debe la toma de la villa de Alagón con la ayuda de los Cielos.

Es deseo de la Corona que los duros trabajos en el combate contra el infiel fechos por mis barones en las tierras de Alagón sean recompensados como corresponde a nuestra generosidad, pues non es digno de reyes seer tanto desagradecido en la victoria como magnánimo en la derrota. Sea por tanto premiada la sangre derramada por la hueste de don Pedro de Hecho con la tercera parte de la cuantía del oro musulmán encontrado en los aposentos del caudillo almorávide de Alagón (los mesnaderos del señor de Hecho gritan con euforia), assí como con un quinto de lo recaudado a los moros de la villa en las capitulaciones de la misma.

Sea también repartido, por los mismos méritos, un segundo tercio de las riquezas del alcaide infiel entre los mesnaderos del capitán don Rodrigo de Almudévar, assí como veynte varas jaquesas de paño de seda de la alhóndiga de la villa, quedando el tercer tercio en manos de la Corona para su disposicón, ..."


(Los mesnaderos de Rodrigo de Almudévar murmuran... El capitán alza la voz):

Rodrigo de Almudévar:

¡Un momento, don Sancho! ¿Por qué razón van a rescibir los esbirros de don Pedro de Hecho una cuarta de la recaudación de oro de los infieles mientras nosotros tenemos que conformarnos con simples telas, como si fuésemos bordadoras? ¿Qué despropósito es éste?

Hueste de don Rodrigo (a gritos):

¡Sí! ¡Sí! ¿Es que somos costureras? ¡Yo no sé coser, más bien cortar la piel de los infieles! ¡Jajajajajaja!

Sancho de Nueno:

Nada puedo explicaros, señor de Almudévar. Sólo que es aquesto lo que manda el rey nuestro señor. Alguna pendencia o desacuerdo tendréis con él para...

Pedro de Hecho (cortando):

¡Un momento, señor don Rodrigo! ¿Cómo os habréis atrevido a llamar "esbirros" a mis hombres? ¿Acaso los vuestros creen ser mejor hueste que una piara de cerdos?

Rodrigo de Almudévar (desafiante):

¡Al menos mis hombres y yo no nos escondimos como ratones detrás de las faldas del rey en el asedio de Zaragoza!

Pedro de Hecho:

¡Váis a tragaros esas palabras, a fe mía!

Sancho de Nueno (impotente):

¡Señores, debemos respetar la voluntad del rey nuestro señor!

Rodrigo de Almudévar:

¡Eso ya se verá! Por el momento, vamos a meterles a estos villanos el oro musulmán por donde les pueda caber
¡Soldados! ¡Formación cerrada!

Pedro de Hecho:

¡Sea! ¡Nosotros os ahorcaremos con las sedas de los infieles! ¡Soldados! ¡Muro de escudos!

Sancho de Nueno (desesperanzado, al público):

Esto ya lo veía yo venir... ¡Cúmplase la voluntad del Señor!

Después de dos enfrentamientos, cuando está a punto de realizarse el tercero ("¡Atrás!" "¡Muro de escudos!"), don Sancho de Nueno toma de nuevo la palabra:

Sancho de Nueno (alzando los brazos):

¡Basta, señores, ya está bien! ¡No es momento de solucionar vuestras diferencias! ¡Repartiremos el botín a partes iguales, reservando un tercio para la corona, y yo mesmo me encargaré de explicar ante don Alfonso el modo en que se ha repartido la ganancia!

Pedro de Hecho (jadeante):

Me place, don Sancho, mucho ha sido el castigo, pero no es suficiente. ¡Antes el señor de Almudévar debe retirar sus palabras! Si así lo hace, yo también me retractaré de las mías.

Rodrigo de Almudévar:

Sea, pues, don Pedro. Retiro mis palabras y doy mi conformidad a la propuesta de don Sancho. Os ruego que me perdonéis...

Pedro de Hecho:

Perdonado estáis, don Rodrigo. Y yo también demando vuestro perdón por mis palabras. Aceptad mi abrazo...

Ambos nobles se abrazan. Todos los presentes vitorean... "¡Viva el rey don Alfonso! ¡Viva el señor de Almudévar! ¡Viva don Pedro de Hecho!"

Sancho de Nueno:

¡Mucho mejor deste modo! ¡La concordia reina de nuevo entre los cristianos! ¡Que continúe la fiesta!

¡Viva el rey! ...
Volver arriba Ir abajo
Monfort



Cantidad de envíos : 202
Edad : 50
Fecha de inscripción : 26/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 12:14 am

Grandes aplausos despertó en el público congregado aqueste episodio, tras el cual buscaron los guerreros la sombra, saciaron su sed las aguadoras (a quienes nunca se agradecerá lo suficiente su tan importantísima como discreta e poco reconoscida labor) e, tras el descanso, descendímos de nuevo hacia la plaza de la Alhóndiga entre risas y jadeos, llegando al mercado e tomando nuevos refrescos que acompañaron a los lamines que entre todos mercamos a unos comerciantes moros que por allí se hallaban. Saludó el amanuense a una muy bella moza llamada donna Beatrix, que desde Çaragoça había acudido a Alagón por ver nuestras andanças, et marchamos luego de nuevo a la campa entonando nuevos cánticos guerreros como uno muy bravo que disce así:

En un país multicolooor
nasció una abeja bajo el soool
e fue famosa en el lugaaar
por su alegría e su bondaaad

E a la pequeña abeja la llamaron Mayaaa
la traviesa e dulce abeja Mayaaa...


E assí llegamos a la campa acompanyados por la abeja Maya (que acabó sin duda muerta de un papirotazo, la jodida hideputa), do dexaron los mesnaderos de nuevo las cotas e los gambesones en sus tendales, abriéndose un estimulante concurso para el olfato por ver quién de entrellos llevaba más sudor impregnado en la su camisa, ganando sin lugar a dudas los mesnaderos de ACHA por abrumadora e odorífera mayoría. Algo más refrescados, cambiadas las vestimentas e muy bien perfumados los pabellones (que casi me da un vahído al dexar el pellote en el de don Rodrigo de Liçana), dirigímonos al yantar en el salón del día anterior, e aquesta vez non tuvo el escribano que degustar el rancho de sus amores, mas una muy exquisita paella con su pollo e sus adereços, que estaba en verdad muy sabrosa e fue grandemente celebrada por todos, tras lo cual don Artal pidióme que extendiese dos diplomas dedicados a don Juanjo Gálvez de Alagón, nuestro anfitrión en las jornadas, e otro para las dueñas encargadas de la cocina, que mucho habían trabaxado por servirnos e grandes habían sido sus desvelos por todos nosotros. Acompañábannos en la comida los artesanos del mercado de la villa, a los que saluamos, e finalmente entonamos para todos ellos el emblemático "Se Canto" occitano para su regocijo, de lo cual me encargué yo mesmo con los mesnaderos de ACHA e Fidelis Regi en los coros, siendo muy bien aplaudidos e cerrándose deste modo nuestro homenaje a la muy noble villa de Alagón.

Tomado el postre de melón et helado e los cafés de la sobremesa, marchamos de nuevo a la campa por descansar de nuestros trabajos, de tal modo que de ahí a poco encontró el escribano el donoso espectáculo de un grupo de leones africanos sesteando averronchados a la sombrica de los árboles conformando esta notable estampa:



E poco más queda ya por dezir, sólo que poco antes de la hora de vísperas decidióse poner fin al evento, cambiaron los mesnaderos sus ropas por otras del siglo, comenzó l sólito espectáculo del desmontaje del campamento, cargamos nuestros jumentos, despedímonos con grandísimo pesar de nuestros buenos amigos de la Compañía del Lobo Negro -a los que non veremos ya hasta Luna, pues el próximo sábado tienen un compromiso en la encomienda templaria de Monzón, a la que non puede faltar el freyre Ximeno Marco de Celaya con su Mesnada, aunque de mil amores nos acompañarían a lo de Moyuela, bien lo sabe Dios- e regresamos a nuestros feudos en Çaragoça con el cuerpo derrengado e maloliente mas con el alma muy dichosa de las jornadas vividas, de los momentos compartidos e de la amistad estrechada.

E como es costumbre, doy fe de lo narrado en aquestas páginas e seguiré narrando las aventuras de la Mesnada Fidelis Regi siempre que el ánimo e la salud me lo permitan, quiera el Señor que por muchos e luengos años.

En el castillo de Zufaria, a ocho días del mes de septiembre de 1119.

Enrique de Çaragoça

Cronista Maior, amanuense e tenor solista
de la Hueste Fidelis Regi.

POST SCRIPTUM:

Y, naturalmente, Enrique Villuendas, el profesor, agradece enormemente a los compañeros de ACHA su inestimable colaboración, ayuda y apoyo en todos los eventos hasta ahora compartidos, dejando bien claro que no son éstas palabras de compromiso sino profundos y verdaderos sentimientos de un corazón agradecido.

Mil gracias a todos, hermanos de armas. De verdad.

SOIS COJONUDOS!!!!!!!!!


Última edición por Monfort el Jue Sep 10, 2009 1:27 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
bercar



Cantidad de envíos : 273
Edad : 30
Localización : sariñena (huesca)
Fecha de inscripción : 13/04/2009

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 1:59 am

gracias a vosotros por ofrecernos participar en vuestros eventos, pues la verdad que fue unos de los fienes de semana que mejor me lo e pasado, esperamos poder coincidir en otros proximamente, y si no ya los inventaremos para coincidir xD
Volver arriba Ir abajo
Nabbulk



Cantidad de envíos : 21
Edad : 24
Localización : Zaragoza
Fecha de inscripción : 26/08/2009

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 9:34 am

Gran historia e gran escribano.

Yo os quiero agradecer mi sábado a todos los que me acompañasteis y acogisteis. Fue un día inolvidable que espero se repita en contadas ocasiones (e incluso con fines de semana enteros bounce )

Gracias.
Volver arriba Ir abajo
Celestino Carrecedo



Cantidad de envíos : 129
Localización : Montes Torozos
Fecha de inscripción : 07/07/2009

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 11:03 am

No puedo más que adecentar mis instrumentos de bisoño escribiente y recoger con suma delicadeza, igual que un hombre del agro en los Torozos aguardando agua manada del cielo, las enseñanzas de Maese Monfort.

Pido a su vez, alzando mi plegaría a la Virgen del Castillo, sea repuesta a Don Agón de Montañana su apolínea testa, robada sin piedad por ese monstruo de cuatro patas que llaman mesa.

Monfort, tu nombre significa literatura.
Volver arriba Ir abajo
Monfort



Cantidad de envíos : 202
Edad : 50
Fecha de inscripción : 26/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 11:47 am

Muchas gracias por vuestras amabilísimas et exageradísimas palabras, maese Carrecedo, que son motivo de orgullo para este escribano de ración, mas es mi deseo que cada hueste llegue a contar con su propio cronista de modo que nuestra bella parla castellana sea enriquecida con nuevas aportaciones. E si en este proceso pudieran servir como ejemplo mis chapuceras crónicas, bienvenidas sean mis humildes aptitudes para la escritura et ojalá sean superadas por quienes tengan a bien servirse dellas, que nunca un buen alumno dexará de ser orgullo legítimo de su maestro.
Volver arriba Ir abajo
Ludus monstrorum



Cantidad de envíos : 434
Edad : 108
Localización : En la rivera del Gallego
Fecha de inscripción : 14/05/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 11:55 am

Si que se recordara largo tiempo la noche del sabado... muchas cosas pasron y muchas conversaciones hubo para relatarlas aqui... y hacia mucho que no mataba una botella de Jack Daniels! Quizas destacaria la bella luna llena que presidio todo el encuentro (y que quizas provoco la repentina carrera hacia el campo de maiz de unos cuantos comensales).

A lo largo de los años he acumulado bastantes nombres y quizas el mas apropiado para este texto es el de Pero Flamenco, aunque sea herencia de mi estadia en Camara, desentona menos que el de Javipoter.

Pero...
Volver arriba Ir abajo
Monfort



Cantidad de envíos : 202
Edad : 50
Fecha de inscripción : 26/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 12:52 pm

Nada más sencillo, mi querido amigo. Ya está transmutado el nombre. Desde agora Pero Flamenco seréis.

En cambio a mí... el nombre de Monfort creo que me acompañará hasta la tumba recreacionista. Rolling Eyes
Volver arriba Ir abajo
Ludus monstrorum



Cantidad de envíos : 434
Edad : 108
Localización : En la rivera del Gallego
Fecha de inscripción : 14/05/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 12:54 pm

Monfort escribió:
Nada más sencillo, mi querido amigo. Ya está transmutado el nombre. Desde agora Pero Flamenco seréis.

En cambio a mí... el nombre de Monfort creo que me acompañará hasta la tumba recreacionista. Rolling Eyes

Monfortefuma,

querreis decir
Volver arriba Ir abajo
Celestino Carrecedo



Cantidad de envíos : 129
Localización : Montes Torozos
Fecha de inscripción : 07/07/2009

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 2:25 pm

Mi infancia en Villafrechós no fue sencilla, el campo, yermo, penitente rogando a quién sabe qué Dios por unas gotas de agua, hizo de este buscavidas de yerrada vista ser justo con quién ha de serlo.
No es oficio el mío el de ofrecer jabón a precio de rastrojo, es por ello que, Maese Monfort, mis palabras y parabienes reflejan de manera fiel su divina y literata labor.
Volver arriba Ir abajo
Ximeno Marco de Celaya



Cantidad de envíos : 1419
Edad : 37
Localización : Vechca
Fecha de inscripción : 24/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 3:45 pm

Que decir, lo primero comentar que no he podido evitar una agradable piel de gallina al leer estas lineas, pues la verdad, estos agradecimientos no hacen mas que recrear en mi, un sentimiento de orgullo hacia el buen trabajo que mis compañeros de ACHA estan realizando. Un sentimiento de satisfacion al encontrar compañeros como los grupos aragoneses, grupos que en mi opinion estamos mas unidos que nunca.

Me encanta poder contar con vosotros para todo. La verdád es que da gusto encontrar compañeros de correrias medievales como Fidelis Regi, a los que estaré eternamente agradecido por el buen trato y el cariño (queda un poco raro pero es verdad ) con que siempre nos recivis a vuestro lado.

Fue un evento genial, gracias a unos compañeros geniales. Muchas gracias muchachos.

_________________

"El soldado que reviste su cuerpo con la armadura de hierro y su espíritu
con la coraza de la fe, ése es el verdadero valiente y puede luchar
seguro en todo trance.
(Elogio de la nueva milicia templaria, 1130-1136, San Bernardo de Claraval) "
Volver arriba Ir abajo
thoser



Cantidad de envíos : 1150
Edad : 35
Localización : Villa de Malón
Fecha de inscripción : 25/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 5:46 pm

Sinceramente me lo pasé de cojón!

Muchísimas gracias a todos!
Volver arriba Ir abajo
Conde de
Invitado



MensajeTema: Ante todo, ...............................   Mar Sep 08, 2009 6:33 pm

agradecer vuestra presencia en el evento de Alagón.

En el año que llevo en esto de la recreación, he pasado muy buenos momentos, pero es de justicia reconocer, que conociendo solamente a Ramón, y alguno mas de vista, el sentimiento ha sido de ser Acha y Fidelis un mismo grupo, por la camaradería y buen rollo existente entre todos.

Ha sido un autentico placer el conoceros personalmente.

El balance final, ha sido...... cheers cheers cheers cheers cheers

Muchas gracias a todos.

P.D. No encuentro la manera de poder acordarme de mi contraseña Crying or Very sad Crying or Very sad con la nueva que he solicitado,tampoco puedo acceder. Me puede decir alguien que tengo que hacer ?????.

Abrazos para todos, Armando.
Volver arriba Ir abajo
Monfort



Cantidad de envíos : 202
Edad : 50
Fecha de inscripción : 26/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 6:44 pm

thoser escribió:
Sinceramente me lo pasé de cojón!

Muchísimas gracias a todos!

Pues tú dirás lo que quieras, pero en tu nick pone lo que hago yo cuando la pipa de agua tiene el carbón demasiado fuerte: ¡thoser!

Juazzzzz Laughing Laughing Laughing Laughing
Volver arriba Ir abajo
thoser



Cantidad de envíos : 1150
Edad : 35
Localización : Villa de Malón
Fecha de inscripción : 25/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 6:47 pm

Comooo? hijo del mal!! Razz
Volver arriba Ir abajo
La niña de los peines



Cantidad de envíos : 1566
Edad : 34
Localización : Zaragoza
Fecha de inscripción : 21/07/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 6:51 pm

juajauajau Twisted Evil cuidadoooo que como se cabreee¡¡ Suspect
Volver arriba Ir abajo
Admin
Admin


Cantidad de envíos : 679
Fecha de inscripción : 22/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 6:56 pm

Armando, te he mandado un mail.

Ya me dirás

_________________
Mi corazón se alegra con el hedor de la sangre humana. ESQUILO

www.achamedival.com
Volver arriba Ir abajo
http://achamedieval.forospanish.com
Monfort



Cantidad de envíos : 202
Edad : 50
Fecha de inscripción : 26/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 7:23 pm

La niña de los peines escribió:
juajauajau Twisted Evil cuidadoooo que como se cabreee¡¡ Suspect

Anda yaaa... ¡Pero si es un encanto! ¡Y además explica las partes de una armadura admirablemente! Very Happy Very Happy Very Happy Wink

Por cierto... chocante tu forma de reír, Bea: "jua jau ajau"... ¡Genial!

Juazzzz Laughing Laughing Laughing Laughing Laughing
Volver arriba Ir abajo
Monfort



Cantidad de envíos : 202
Edad : 50
Fecha de inscripción : 26/02/2008

MensajeTema: Re: ALAGÓN   Mar Sep 08, 2009 7:28 pm

Buf, lo siento, no sé lo que he hecho, pero he borrado este mensaje... Voy a reestructurarlo...

thoser escribió:
Comooo? hijo del mal!! Razz

Necherjet - Dyeser, o Dyeser (las denominaciones más comunes son: Zoser, Djoser, Thoser o Djeser) Célebre por haber encargado a su chaty, Imhotep, construir el complejo de la pirámide escalonada de Saqqara...


¡Ostras...! ¿Así que IMHOTEP era la "chaty" de Thoser? A ver si el faraón era un poquico mariquituso... Laughing Laughing Laughing


Última edición por Monfort el Lun Sep 14, 2009 11:43 pm, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ALAGÓN   Hoy a las 9:17 pm

Volver arriba Ir abajo
 
ALAGÓN
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 3.Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» Meandro rio Alagón
» As de Alaun, Alagón, Zaragoza

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ACHA :: Eventos-
Cambiar a: